La pared de agua
Antología de la poesía bengalí contemporánea

La poesía bengalí es multidimensional, es mosaica. La rebelión contra Tagore que tuvo lugar en los años treinta del pasado siglo, que se llamó movimiento modernista, logró más fuerza en estos años de pos independencia. Jibanananda Das se transformó en la figura más importante e influyente para los poetas que estaban surgiendo, su poética abrió nuevas puertas para el idioma. Por vez primera una lengua de India (hay 28 oficiales) se encontró inmersa en las contradicciones del mundo moderno, la oscuridad, la guerra, la decepción.
 
En esta antología se pueden ver todas las tendencias principales de la poesía occidental, desde el surrealismo hasta lo posmoderno. También es posible apreciar algunos signos típicos y propios de India (como la poesía narrativa, quizá derivada de la raíz épica de la poesía india).  Se puede encontrar un vuelo desde lo cotidiano hasta lo filosófico. Se rompe, además, con lo tópico sobre India: la carga del misticismo. Esta antología cuenta la herida y el vuelo de una lengua asiática muy viva. Aquí se pueden encontrar algunas puertas absolutamente nuevas para los lectores en lengua española. 

Subhro Bandyopadhyay. Antólogo.

Biografía

Esta antología abre con poemas de Ramendra Kumar Acharya Choudhury, un poeta que empezó a escribir a finales de los años cuarenta. Era la década de la independencia de India, la de la muerte de Tagore, la muerte de Gandhi,  la del nacimiento de un país dividido por la religión, la década de La teoría de las dos naciones.[1]  India estaba cambiando.  La partición de India afectó directamente a sus dos estados, Bengala y Punjab. Una parte de Bengala y una parte de Punjab pasaron a formar parte de Pakistán, dependiendo de la densidad musulmana de cada zona. La lengua bengalí se dividió. El caos de la partición, de la llegada de la población hinduista a India, y de la población musulmana a Pakistán, afectó a las lenguas en ambos casos, la bengalí y la punjabi. La literatura quedó como testigo mudo, donde el mundo místico ya venía perdiendo su peso desde los años treinta de siglo xx y que, después de la independencia, desapareció totalmente. La poética pos independencia lleva varios signos de todo eso. Luego, en los años sesenta, surgió la generación desilusionada tras el proceso de independencia del país y es el tiempo del movimiento más fructífero en este idioma, la que se denominó Hungry Generation. Estos poetas se enfrentaron a problemas judiciales, pero lograron llamar la atención de la prensa internacional, incluso la de revistas de nivel mundial como Time. Allen Ginsberg, el famoso poeta estadounidense de la Generación Beat, fue uno de los que apadrinó a este grupo. En esta antología figuran tres poetas de esta generación.