Los placeres permitidos
Joven poesía aragonesa
Edición de Ángel Guinda

Edición de 1987

Bajo el título Los placeres permitidos, Ángel Guinda, quien realiza la introducción y la selección, nos presenta una antología de joven poesía aragonesa, en la que incluye a los siguientes poetas: J. Carbó, J.C. De La  Fuente, J. Sanz Becerril, C. Esteban y A. Saldaña.

Ángel Guinda firma en la introducción:

NOMBRES QUE YA HACEN SOMBRA

JAVIER CARBÓ se me presenta como caso de zómbica sensibilidad creativa:la palabra es en él un mar que asfixia sus desembocadores ríos imposibles.

JOSÉ CARLOS DE LAFUENTE ha encontrado en el expresionismo y en el surrealismo los procedimientos más apropiados para dar forma poética a su rebelde,rabiosa y lacerante juventud.

JAVIER SANZ BECERRIL, con luz opaca y personalidad en la musicación un tanto arrítmica de sus versos, ve la vida como muerte pasiva, comoescenario erotanático.

CARLOS ESTEBAN, es el poeta que desde el furor de su autodidactismo ha tomado al pie de los actos la frase de Víctor Hugo: “La vida es una escuela inmensa”.

ALFREDO SALDAÑA, es el creador cejijunto por excelencia, que dice, y dice mucho, de espaldas a experimentalismos, tan lejos del optimismo cuanto de pasotismos en serio compromiso con el hombre acosado de nuestro tiempo.
Año 1987

Javier Carbó, José carlos de la Fuente, Javier Sanz Becerril, Carlos Esteban y Alfredo Saldaña forma un pequeño avance de la poesía escrita hasta ese momento en Aragón.