Portada La medida de mi madre






Begoña Abad
La medida de mi madre

Para quien no la conozca la presentaré: Begoña Abad es puro amor. Y alguien que es puro amor lo de menos es que escriba poesía. Ella vive poesía, respira poesía, come, cocina, teje, desteje, pasea, alienta, baila, duda, acuna, pelea, bebe poesía. Hace poesía mientras lía las croquetas o cuece la cáscara del limón que luego dará sabor al arroz con leche. Lo dice muy bien su admirado Antonio Orihuela en el prólogo que da pie a los versos de Begoña en este libro: “La poesía que se vive tiene esas cosas, ese encarnarse sin fin, esa insistencia en no perder el camino que une la escritura con la vida, y en esta impecable práctica, Begoña es un caso excepcional, porque en ella, esa poesía encarnada brota y chisporrotea a su alrededor y son muy pocos los que podrán decir que pasaron indemnes junto a esta mujer”.
(fragmento)
Carmen Ruiz. Presentación en Biblioteca de Aragón. 26 abril 2008 

Biografía

Ha publicado, además de La medida de mi madre, Cómo aprender a volar y  Begoña en ciernes.

En junio de 2007 residió en la Casa del Poeta en Trasmoz y participó en el V Festival Internacional de Poesía Moncayo.

Nació en Burgos  y vive  en Logroño.