Anabel Corcín
Materia orgánica

PRÓLOGO:

Escribir poesía es una manera más de luchar contra el paso del tiempo, contra el olvido de los demás y de uno mismo. Todo el mundo sabe de lo inútil de esta empresa porque, al final, todo acabará perdiéndose. Entonces, una se pregunta ¿Para qué escribir? Y la respuesta está en ese intento de capturar los momentos importantes y sujetarlos en la memoria con un clip. Esos chispazos emocionales que, para bien o para mal, nos hicieron sentir y nos amarraron a la vida, bien porque nos llenaron de alegría, de asombro, de complicidad y de amor. O por todo lo contrario, porque nos invadió, el miedo, la incertidumbre o la tristeza.

De alguna manera, “Materia orgánica” está compuesta por restos de organismos vivos. Estos poemas que surgieron de la necesidad de reconocerse, como en un espejo, o de buscar algo que alivie y reconforte en esta aventura tan maravillosa y, a veces, tan puñetera que es la vida.











NOTA BIBLIOGRÁFICA:

Anabel Corcín vive en Tudela (Navarra). Estudió Magisterio y Filología Hispánica en Pamplona. Actualmente trabaja como profesora en la Escuela de Arte y Superior de Diseño en Corella (Navarra) donde imparte clases de Lengua, Literatura y Artes Escénicas. Ganadora del concurso de Microrrelatos del Centro Cultural Castel Ruiz en 2007 y del X Concurso de Poesía El Tazón-Santa Ana en 2014. Ha colaborado en la revista Traslapuente y en el libro de Poesía infantil Letras y trazos. Materia orgánica es su primer libro publicado.