Portada Nos mira la piedad sobre las alambradas






Marifé Santiago Bolaños
Nos mira la piedad sobre las alambradas

La palabra, en algunos momentos, nos queda corta como aquel pantalón de la infancia que con recosidos o remiendos ha superado su tiempo. La palabra no siempre abarca los mismos puntos cardinales u horizontes que la mirada; si del sentir se trata, aquella encoge y muestra su incapacidad, su insuficiencia para dibujar el color de las emociones o la hondura de la necedad humana; ante la infamia, quisiera enmudecer y preservar su dignidad, mas reconoce y sabe que el silencio anega toda intención en la desesperanza. En ocasiones, por momentos, habrá que reforzar esa palabra para que no anime o caiga en la desmemoria. Sea como fuere ha de sostenerse en pie, ha de resistir porque "resistir es sobrevivir para poder contarlo fuera": aquello que consigue salir fuera, cuanto se cuente más allá de los límites, difícilmente regresará al olvido.

Marifé Santiago nos entrega en su texto un abrazo, acompañado de esa plegaria que brota urgente e imparable, necesaria tras el "viaje moral" -recuerda en palabras de J.C.Mestre- que en agosto de 2011
realizó a Auschwitz en compañía del poeta de Villafranca del Bierzo, El Lebrijano, Berta Ojea y Henar Corbí. ¡Qué difícil hallar palabras que acojan la poesía lúcida, que sean capaces de mantener en hora el reloj del compromiso ético con cuantos perdieron la voz mas no la herencia! ¡¡En este poemario Marifé las encuentra; les da alma bajo su cobijo!!

Recuerdo que Juan Gelman, viajero ya definitivo, siempre tenaz ante la infamia, aseguraba:"a la poesía me obliga el dolor ajeno". En estos poemas, en cuatro  visiones-sueño la poeta transustancia el tiempo del dolor en sentimiento propio que quisiera colectivo y partícipe, nunca acosado por el devenir. "Se van las palabras, se vacían los destinos, enferman los sentimientos", escribe en el poema-visión XV. La vergüenza que desde entonces cubre al hombre, aquel exterminio y cuantos exterminios lo persiguen, manifiestan tal desnudez que "no la cubrirán ya nunca ni ropas ni decretos" (XXIV).
(fragmento)

Biografía

La escritora Marifé Santiago Bolaños (Madrid, 1962), es Doctora en Filosofía. Profesora de Estética y Teoría de las Artes en la Universidad Rey Juan Carlos, de Madrid, investiga en torno al diálogo entre la Filosofía y la Creación artística, tema del que dan cuenta libros (La mirada atlántica: literatura gallega y peregrinación interior, o La palabra detenida: una lectura del símbolo en el teatro de Buero Vallejo), multitud de artículos, catálogos de artistas, ensayos, seminarios o conferencias, publicados o impartidos en prestigiosos foros nacionales e internacionales.
Fruto de su estudio en torno al encuentro de los planteamientos estéticos orientales y occidentales es el libro Mirar al dios: el Teatro como camino de conocimiento, donde ha dedicado atención especial al análisis de la influencia de la Filosofía de India, Japón y China en el Teatro Europeo Contemporáneo. Destacan, también, sus conocimientos de técnicas como el Yoga y el Tai Chi, y sus estudios comparativos de música y canto.
Durante dos legislaturas fue la Directora del Departamento de Educación y Cultura del Gabinete del Presidente del Gobierno de España.
En la actualidad, pertenece a los patronatos de Fundación María Zambrano -autora a la que ha dedicado una buena parte de su trabajo investigador y de la que acaba de hacer la edición de las Cartas inéditas a Gregorio del Campo-,  y del Centro de Estudios sobre el Exilio (su interés en el papel de las mujeres artistas de la Edad de Plata de la Cultura española es parte de su acción en este territorio). Así mismo es miembro correspondiente de la Real Academia de Historia y Artes de San Quirce. Y colabora en el proyecto universitario internacional “Escritura e imagen: la Europa de la Escritura”.
                En el ámbito literario, ha publicado, entre otros, los libros de poemas Tres Cuadernos de Bitácora, Celebración de la espera, El día, los días, La orilla de las mujeres fértiles, El país de los pequeños placeres (2012), poemas en lengua gallega en Poesía dos Aléns; relatos recogidos en libros colectivos, periódicos y revistas; y las novelas El tiempo de las lluvias, Un ángel muerto sobre la hierba y El jardín de las favoritas olvidadas, traducido al bengalí, y La canción de Ruth (2010).
Algunos de sus textos han sido traducidos al inglés, francés, italiano, hebreo, ruso o bengalí, así como incluidos en diversas colectáneas, como Poetas en blanco y negro, Escritores de Castilla y León, El poder del cuerpo. Antología de la poesía femenina contemporánea y Poetas a orillas de Machado.