Tanto por destruir

Jorge Martínez

Tanto por destruir

SOLAPA

A partir del desamor como eje, tal vez del desamparo, Tanto por destruir erige todo un salmo apocalíptico mediante la superposición de imágenes hirientes que se cimentan en preocupaciones de raíz existencial: la soledad impuesta, la ruina del tiempo, la amarga injusticia, la muerte liberadora… Pero el verdadero asunto de este poemario que roza lo epistolar no es tanto el sufrimiento ocasionado por el destinatario: el amor ausente, sino la rebeldía de un ser humano que se cierne con arrojo y mesura sobre la nostalgia. Las imágenes, magistralmente engarzadas y labradas con exquisitez, se elevan en visiones que consiguen dejar en el lector una sensación de desasosiego sereno, como si despertara de un mal sueño.

Un texto mesiánico que golpea pero que se compadece de los débiles y deja lugar a la esperanza, a algo de ella, a través del fuego aniquilador de los ojos del poeta, que afrentan el oscuro pasmo de estar vivos, el cristal que corta cuando “Dios / ha abandonado el edificio”. Sobrevuela los versos, con predominio de la segunda persona del singular, la advertencia al lector sobre el mal, que acecha y se manifiesta en forma de dolor. No propone curas pero sí una acción incuestionable: destruirlo todo como única posibilidad de creación, de consumar el viaje hacia la felicidad. Algo, aparentemente, tan sencillo como quitarle la "r" al verbo “armar”.

Estela Puyuelo

Nota Biográfica

Jorge Martínez. Barcelona, 1979. Licenciado en Derecho y músico.El Acero y el Castigo fue el primer poemario de este turiasonense, publicado en la colección Papeles de Trasmoz de la editorial Olifante en 2018 dentro del libro Dos Poetas en el Moncayo. En 2019, se publicó General Invierno en la colección Olifante.

Dentro del género canción, ha publicado a lo largo de su carrera un total de once trabajos discográficos con diferentes formaciones y compuesto la música de un documental.

Foto: Juan Moro